La inmigración llevada a la pantalla del Festival de Chicago

  • Por: 
  • Publicado en: Cultura
  • Visto 1060 veces

Los cineastas hispanos de EE.UU. reflejan sus propias historias y las de sus familias en sus películas, que llevaron este viernes el drama de la inmigración al Festival de Cine Latino de Chicago.

Las redadas, la discriminación, la seguridad, y la intolerancia protagonizan la mayoría de las películas de EE.UU. dirigidas por latinos en el certamen, que reúne un total de seis filmes con esta temática.

"Son chicos que han vivido de cerca estas situaciones, ya sea en su propia piel o por la experiencia de sus padres, es normal que, a la hora de crear una película, deseen contar su historia", dijo el director del Festival, Pepe Vargas.

Precisamente, una de las misiones de este certamen, que va ya por su edición número 27, es acabar con los prejuicios y el estigma contra los latinos.

La cinta más crítica de la muestra es "AbUSed: The Postville Raid", un documental del guatemalteco Luis Argueta, para quien denunciar la discriminación contra los hispanos no es una obligación como latino, sino "como ser humano".

Su filme narra la segunda redada más grande en la historia del país, ocurrida el 12 de mayo de 2008, cuando cerca de 400 trabajadores inmigrantes fueron arrestados en una procesadora de Postville, un pequeño pueblo industrial de Iowa.

A través de los testimonios de los trabajadores, de los abogados defensores y de miembros de grupos religiosos que narran su visión de lo sucedido, Argueta quiere denunciar lo que fue, a su juicio, una "flagrante violación de los derechos humanos".

"Eso ocurrió en la etapa Bush, pero ahora con Obama tenemos 1.079 hispanos deportados cada 24 horas, lo que equivale a tres Postville diarios", lamentó el director.

Del rechazo al latino habla también "Red Sands", de Mikey Reyes, un cortometraje que narra la historia de Rick, un agente fronterizo que profesa un odio acérrimo a los inmigrantes y a quien no le preocupa lo más mínimo su bienestar.

En "Taught to Hate", una coproducción entre EE.UU. y Ecuador del director James Garcia Sotomayor, la intolerancia racial tiene consecuencias trágicas al convertirse en violencia.

La película se inspira en una historia real, la de dos inmigrantes ecuatorianos asesinados en 2008 en Nueva York por ser hispanos.

La seguridad de los latinos en EE.UU. es un tema que planea en los argumentos de todas estas películas, que abren un interrogante sobre si la sensación de que en este país corren menos peligro que en sus naciones de origen, golpeadas por la guerrilla y el crimen organizado, no será una percepción falsa.

De ello habla "Seguridad Insegura", de Enrique Leyva, un filme que muestra lo difícil que es a veces para los hispanos sentirse a salvo en los barrios de EE.UU., víctimas de la discriminación y el rechazo.

El Festival de Cine Latino de Chicago, que reúne más de 120 películas de América Latina, España, Portugal y EE.UU., arrancó el pasado 1 de abril y durará hasta el día 14.