Entre los tzántzicos y el rock 'n' roll

El movimiento de los tzántzicos golpeó con fuerza en las letras ecuatorianas cuando apareció, allá por la década de los setenta. Su nombre, que sugería esa práctica shuar de la reducción de cabezas del enemigo, anunciaba una ruptura —en fondo y forma— con las generaciones anteriores, algo que se puso de manifiesto cuando empezaron a circular ciertos títulos, entre esos Un gallinazo cantor bajo un sol de a perro, de Humberto Vinueza. Publicado en 1972, este libro es, a decir del escritor colombiano radicado en Quito, Antonio Correa Losada, el que —junto al trabajo de otro poeta, Rafael Larrea— se constituyó en una de las obras transformadoras de la poesía de nuestro país.

Fallecido el pasado 15 de marzo, Vinueza se convirtió —junto con la mayoría de sus compañeros tzántzicos— en un referente de las letras ecuatorianas y uno de los autores nacionales que logró, entre otras cosas, un premio tan importante a escala regional como el José Lezama Lima, que ortorga Casa de las Américas, por su antología poética Obra cierta, hace apenas cinco años. En esta edición, queremos recordar a Vinueza no solo desde su dimensión de escritor, sino también como un ser humano vinculado con los movimientos sociales, inspirado en los postulados de Mayo del 68, y como un hombre terrenal, a través de testimonios familiares.

En estas páginas también hacemos una revisión y homenaje a la vida y obra de Chuck Berry. Aunque la etiqueta de Rey del rock ’n’ roll ha sido relacionada de forma irreversible con Elvis Presley, el guitarrista afroamericano fue tan o más importante en el surgimiento de este género que cumplió un rol social cuando acercó a las juventudes de blancos y negros en un Estados Unidos de mediados del siglo XX que todavía estaba muy marcado por la segregación racial. Por esta razón, Berry se ganó su propio mote, uno que tampoco está sujeto a disputas, el del Padre del rock ’n’ roll.

Conocer —y comprender— el pasado es esencial para entender el presente. Aparte de estos nombres que recordamos con pesar ante su partida, nos acercamos también a la historia y el pensamiento del revolucionario nicaragüense Augusto César Sandino; revisamos un ensayo actual sobre la luz y la fotografía a través de la estética cargada de claroscuro del cine de la primera época dorada de Hollywood; nos detenemos nuevamente en la obra de Fernando Nieto Cadena —a quien dedicamos nuestra edición anterior— y su enorme relación con la salsa y con la ciudad puerto, y buscamos el origen del nombre de Pi, ese número que, por más irracional que sea, le da sentido a todos los círculos del mundo.

Con ustedes: la edición 282 de CartóNPiedra.

Modificado por última vez en Martes, 28 Marzo 2017 23:28